sábado, 14 de julio de 2007

INTELIGENCIA KINESICA CORPORAL:


nA) EN QUÉ CONSISTE LA INTELIGENCIA DE MOVIMIENTO (KINESICA CORPORAL)
nEsta es la inteligencia del cuerpo, del movimiento. Es la inteligencia del atleta, del actor, el mimo, el cirujano. Involucra la destreza muscular, tanto la gruesa como la fina.
E) LA INTELIGENCIA CORPORAL EN PREESCOLARES Y ESCOLARES
Los niños que tienen este tipo de inteligencia, aprenden mejor moviéndose, actuando, usando sus sentidos, participando. Ese es su medio de interiorizar la información.
Un pequeño con inteligencia corporal al que se le pide que esté totalmente inmóvil, es como si se le taparan los ojos.
Captan y expresan moviendo todo el cuerpo.
“Su cerebro se prende cuando ponen “manos a la obra”, cuando actúan, y queda prendido para aprender otras cosas”…
Quizá sea el perfil menos comprendido y aceptado en el ámbito educativo. Frecuentemente, a los niños con inteligencia corporal o de movimiento, se exponen a sistemas educativos que no corresponden con su “modo de aprendizaje”
Con facilidad, afirma Armstrong, estos niños terminan siendo calificados como con síndrome de atención dispersa.

INTELIGENCIA INTERPERSONAL:
A) EN QUÉ CONSISTE LA INTELIGENCIA...
Es la inteligencia de las personas que se conocen a sí mismas. Que son perseverantes, reconocen sus talentos y toman con naturalidad sus limitaciones. Aprenden de sus errores Son muy disciplinados.
Estas personas reconocen sus sentimientos y les pueden poner nombre, entienden como los sentimientos a veces guían sus acciones.
B) LA INTELIGENCIA INTRAPERSONAL EN PREESCOLARES Y ESCOLARES
Gardner menciona que un niño con este tipo de inteligencias. Se concentra en tareas que se propone. Prefiere trabajar solo a trabajar en grupo. Es independiente, tiene su propia motivación y no depende mucho del exterior. Siempre encuentra recursos por sí mismo, tiene confianza, es capaz de expresar cómo se siente. Tiene sentido del humor, es capaz de reírse de sí mismo.
Se afianza a sus propias creencias, toma riesgos.
Es creativo y le imprime a sus tareas un toque personalizado.
Paradójicamente los maestros “no ven” a estos niños. Pasan por tímidos, retraídos, tercos y hasta lentos.
“Su cerebro se prende estando a solas, en trabajo personal privado, y se queda prendido para aprender otras cosas”...